WebBundle, la tecnología de Google que convierte las webs en cajas negras en las que no se podría bloquear publicidad, según Brave

Una propuesta de estándar web desarrollada por Google, bautizada como WebBundle, amenaza con convertir a los sitios webs en cajas negras en las que terceras partes (empezando por el propio usuario) no puedan escrutar el código de los mismos ni, por lo tanto, bloquear contenidos (como la publicidad).

Esto es, al menos, lo que sostiene un memorando publicado por Brave Software, la compañía desarrolladora del navegador web homónimo (basado, como Google Chrome, en Chromium… pero con funciones de privacidad reforzadas). El autor del mismo es Peter Synder, investigador senior de privacidad de Brave, que ya el pasado mes de febrero puso esta cuestión sobre la mesa:

«Estamos trabajando con Google para abordar este problema, pero no está claro cómo funcionará, por lo que constituye una preocupación».

¿Qué es la tecnología WebBundle y por qué representa una amenaza para la Web abierta?

Los WebBundles parten de la idea de empaquetar la multitud de archivos que forman un sitio web (no sólo los archivos HTML, también los CSS, las imágenes, los scripts, etc) en un mismo archivo de extensión .wbn.

El problema es que, según afirma el memorando, esto amenaza con cambiar la actual Web abierta y transparente, basada en hipervínculos, por ‘blobs’ bastante opacos en los que los distintos elementos que los forman no serían auditables, reemplazables o filtrables, sino que las webs serían propuestas de «todo o nada».

Es decir, que se convertirían en algo muy similar a los actuales archivos PDF o SWF (Flash). Y eso, según Brave, es un misil en la línea de flotación de la World Wide Web:

«La Web es valiosa porque está centrada en el usuario, es controlable por el usuario y es editable por el usuario. Los usuarios con cierto nivel de conocimientos pueden ver qué recursos web incluye una página y decidir cuáles debe cargar su navegador; y los usuarios inexpertos pueden aprovechar este conocimiento instalando extensiones o herramientas de protección de la privacidad».

El memorando de Brave hace especial hincapié en que que los WebBundles hacen que las URLs dejen de tener sentido, pues dejan de ser «identificadores globales significativos» y pasan a ser «índices arbitrarios y relativos únicamente al propio WebBundle» (curiosamente, en paralelo a esto, Google está trabajando por ocultar las URL completas en la barra de dirección de Chrome).

El documento señala, además, otro problema de esta tecnología, y es que, si un sitio web ‘firma’ un WebBundle y posteriormente descubre que un atacante ha colado malware en el mismo, no hay ningún sistema articulado para que el firmante notifique al usuario que ya no puede confiar en dicho paquete; mientras que, hoy en día, en la web abierta, bastaría con que el responsable del sitio actualizara los ficheros de su web.

Reacciones al memorando

Desde Brave afirman haber tratado de trabajar con los autores de la propuesta de la tecnología WebBundle «para abordar estas preocupaciones, sin éxito», por lo que ahora piden públicamente a Google que detenga el desarrollo de esta propuesta hasta que se hayan abordado estos problemas.

La denuncia de Brave ha ido cosechando apoyos en la industria durante esta semana, algunos especialmente destacables como el del responsable del desarrollo del WebKit de Apple, Maciej Stachowiak, que define los WebBundles como la versión 2.0 de la tecnología AMP y sostiene que «esto es parte de la ambición de Google por ofrecer la Web entera desde sus propios servidores mientras finge que proviene de otra parte«.

También se ha posicionado al respecto Robnin Berjon, antiguo integrante del World Wide Web Consortium como editor de la especificación de la tecnología HTML, y hoy en día responsable de ‘Data Governance’ de NYT, que afirma que la propuesta de Google es sólo» una reedición de AMP con la pretensión de convertirse en un estándar».

Desde Genbeta nos hemos puesto en contacto con Google para conocer su postura con respecto a las acusaciones de Brave, y actualizaremos este artículo cuando nos la hagan llegar.

This content was originally published here.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *